2 de mayo de 2007

Crash


Por Enrique Alonso (alumno del curso Formación Humana y Compromiso Social)


En esta reflexión deseo expresar los sentimientos y pensamientos que provocó en mi ver la película ganadora del Oscar de hace dos años: “Crash”. Esta es una película que trata la situación del racismo y de la convivencia de las diferentes culturas en los Estados Unidos. En lo personal, es una de las mejores películas que he visto y analizando un poco el tema puedo reflexionar sobre las siguientes cuestiones.

Estados Unidos, desde el inicio de su historia, fue un país formado por inmigrantes, los indígenas de este país fueron exterminados y los pobladores eran las personas que habían llegado de Inglaterra a colonizar el territorio. Poco a poco mientras la cultura fue floreciendo y las guerras devastaban los países europeos, Estados Unidos se convirtió en el primer lugar al que los inmigrantes llegaban en busca de su tan anhelado mejor futuro. En nuestros tiempos la situación no ha cambiado, miles de personas de todos los países del mundo buscan poder ingresar a Estados Unidos para empezar una nueva vida, latinos, europeos, asiáticos, musulmanes y africanos, buscan un nuevo comienzo en este país.

Con esta enorme cantidad de culturas, idiomas, tradiciones y religiones distintas, habitando en un solo país, es normal que muchas veces las disputas y conflictos aparezcan en la sociedad estadounidense. Pero el problema no surge únicamente por la sensación de sentirse invadidos, sino que a lo largo de los años, las guerras y los atentados que se han generado entre los países del mundo, han tenido el enorme costo social del odio y desprecio por los demás. Como ejemplo, podemos mencionar el atentado terrorista del 11 de septiembre, miles de civiles estadounidenses murieron ese día. Los estadounidenses ahora sienten este repudio y odio por países de Medio Oriente. Estados Unidos ataca a Afganistán y finalmente a Irak, y en este ataque inevitablemente mueren civiles iraquíes. Ahora los iraquíes odian a los Estados Unidos y así ha sucedido a lo largo de la historia.

El problema principal me parece que es la falta de tolerancia y entendimiento entre las personas, los prejuicios que se tienen sobre las personas, las culturas, las religiones; todos estos elementos pueden ser los detonantes de un conflicto que nos lleve a la completa destrucción de la sociedad. Los pensamientos, las ideas, la fe y la lengua son distintos entre las diferentes culturas, significan la gran diversidad que tienen las personas del mundo. Muchas veces, estas diferencias, en el pasado y en nuestro presente han significado guerras, destrucción y violencia. Siempre nos hemos enfocado en nuestras grandes diferencias y no en lo más importante de todo que son nuestras grandes similitudes, sobre todo la mayor de ellas que es que todos somos seres humanos. Mientras no aprendamos a olvidar los prejuicios, mientras no aprendamos a tolerar y mientras no aprendamos a perdonar, nunca podremos alcanzar ese mundo en el cual las diferencias entre las culturas sean la gran riqueza de las personas de una comunidad, riqueza que alimente a las personas de las diferentes comunidades. Nunca podremos alcanzar ese mundo en el cual el factor humano sea el factor más importante de todos, en donde se pueda convivir en paz y armonía entre todos los países de este planeta.


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

5 comentarios:

Luis Gerardo Gonzalez dijo...

¿Por qué tanta desesperanza al final? ¿Realmente consideras imposible el que los seres humanos aprendamos a ser tolerantes y respetuosos?

Antonio dijo...

Esta pelicula la verdad te pone a pensar sobre muchas cosas y si, una de ellas es la intolerancia, y esto es algo que no pasa solo en las peliculas, esto pasa día con día en todos lados sin importar raza, color, edad, clase social, religión, etc. Mas bien, son todas estas diferencias las que propician la intolerancia y el racismo y muchas otras formas de discriminación. Y aunque suene trillado "el cambio empieza por nosotros mismos", por ejemplo, si conocemos a alguien que estudie otra carrera pues hay que tolerar, si alguien es de otro color al nuestro o de otra clase social, ellos no tienen la culpa y eso hay que aprender. Y por el contrario a lo que dices, yo creo que es algo que si se puede aprender, solo hay que tener empeño y dedicación.

Anónimo dijo...

Sergio Arreola

Esta película pone a reflexionar sobre diversos aspectos de interés socila, pero como se comentaba anteriormente la intolerancia y la falta de criterio es lo que provoca la discriminación así como racismo.

Creo que lo esencial es ver a los demás de igual a igual y no como algo inferior, porque no lo son, hay que tener un poco de criterio y humildad para poder aceptar las cosas como son y no sentirse mejor que los demás.

Anónimo dijo...

Rogerio Muciño

A mi también me gusto mucho esta película y estoy de acuerdo con Enrique en que si queremos que las cosas sean diferentes tenemos que aprender a ser tolerantes y respetuosos y aunque muchas veces on cueste trabajo hay que pensar en como queremos que las demás personas nos traten para empezar nosotros por tratar a los demás de esa forma. Me gustaría agregar que para lograr mejores sociedades y mejor convivencia considero que tenemos que aprender a ver las diferencias culturales y de cualquier tipo, no como una amenaza sino como la oportunidad de aprender algo nuevo que podamos utilizar para ser mejores personas.

Anónimo dijo...

Luis Tinajero

La deseperanza surge a partir de tantos problemas que hay en el mundo, no considero que sea muy dificil que la sociedad aprendamos a ser tolerantes y respetuosos, solo es cuestion de que pongamos tantito de nuestra parte, y empezar hacer pequeñas cosas que pueden hacer algo grande si cada quien hacemos algo así, tambien creo que la discriminación se debe a la falta de culturas...