18 de septiembre de 2007

La vida es...

Por Ma. Aurora Durán Rojas y Ernesto Martínez Jiménez (alumnos del curso de Formación Humana y Compromiso Social)

En el transcurso de estas primeras semanas del curso, hemos tocado varios temas, nosotros quisimos resaltar la importancia de saber que estamos vivos y que tenemos esa vida frágil en nuestras manos, para lo cual nos inspiramos en el siguiente poema:

La Vida

La vida es una oportunidad, aprovéchala.
La vida es belleza, admírala.
La vida es beatitud, saboréala.
La vida es un sueño, hazlo realidad.

La vida es un reto, afróntalo.
La vida es un juego, juégalo.
La vida es preciosa, cuídala.
La vida es riqueza, consérvala.
La vida es un misterio, descúbrelo.

La vida es promesa, cúmplela.
La vida es amor, gózalo.
La vida es tristeza, supérala.
La vida es un himno, cántalo.
La vida es una tragedia, domínala.

La vida es aventura, vívela.
La vida es felicidad, merécela.
La vida es vida, defiéndela.

Madre Teresa de Calcuta

¿Acaso nos hemos puesto a reflexionar que este es el momento de descubrir nuestro ser esencial, nuestro ser auténtico? En ocasiones no apreciamos el hecho de vivir, nos frustramos por los problemas y queremos seguir inmersos en ellos, pero ¿saben algo?, tenemos toda la capacidad para poder alcanzar nuestros ideales, podemos vivir apasionadamente, enamorados de nuestra propia vida.

Es ahora cuando podemos abrir nuestros ojos ante el mundo de posibilidades que se nos presentan a diario y así encontrar el potencial creador que hay dentro de cada uno de nosotros. Tenemos todo para vivir plenamente, ahora debemos buscar las herramientas para construir nuestro camino, para vivir despiertos.

No se trata de dejar atrás el pasado, recordémoslo, pero no vivamos en el ayer, si cada amanecer es una nueva ilusión ¿por qué atormentarnos más si en nuestras manos están las alas que nos harán volar tan alto como nuestros sueños nos lo permitan?

La vida es tan efímera, que se nos va de las manos a cada segundo, debemos entonces disfrutar de la risa, del llanto, acabando con el miedo a ser nosotros mismos, derrumbando todo lo que nos impida ser auténticos y libres. Debemos trascender por nuestras acciones, por nuestro sentir, por todo aquello que nos brota del corazón lleno de vida.

Lo único seguro es el aquí y el ahora, hay que vivir, cada instante, no andar por la vida tratando de vivir o mejor dicho sobreviviendo.

El reto más difícil es encontrarnos a nosotros mismos, porque hasta que no sepamos quienes somos realmente, no será posible conocer lo que podemos ofrecer a los demás. Podemos construir mil estrellas en el infinito, pero lo importante es tener el valor de alcanzarlas.

Simplemente debemos de cambiar nuestro enfoque, nuestra forma de vida abusiva, nuestro camino de destrucción. Motivar el cambio para crear un futuro en el cual seamos seres humanos dignos, con paz, igualdad y hermandad.

¡La vida es eso VIDA! y bien lo dijo la Madre Teresa de Calculta: ¡DEFIÉNDELA!



Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

7 comentarios:

Luis Tinajero dijo...

Creo que este comentario lo podemos complementar con lo siguiente:
Tómate Tiempo


Tómate tiempo para pensar,
es la fuente de poder.


Tómate tiempo para rezar,
es el mayor poder de la tierra.


Tómate tiempo para reír,
es la música del alma.


Tómate tiempo para jugar,
es el secreto de la perpetua juventud.


Tómate tiempo para amar y ser amado,
es el privilegio que nos da Dios.


Tómate tiempo para dar,
el día es demasiado corto
para ser egoísta.


Tómate tiempo para leer,
es la fuente de la sabiduría.


Tómate tiempo para trabajar,
es el precio del éxito.


Tómate tiempo para hacer caridad,
es la llave del Cielo.

Madre Teresa de Calcuta.

Tambien hay que tomarnos el tiempo que muchas veces no nos damos a nosotros mismos, por eso muchas veces nos sentimos muy presionados porque no damos tiempo para lo que mas necesitamos, nos envolvemos en el trabajo y no es malo, pero cualquier exceso es malo, podemos disfrutar de lo que la vida nos da, tenemos la libertad de hacer lo que queramos con nuestra vida, siempre y cuando no ataquemos la integridad de otra persona o de nuetra persona, tenemos la libertad de reir, de llorar, de gritar, y debemos darnos cuenta que solo tenemos una sola vida, que el ahorita no lo vamos a volver a vivir, cada segundo es irrepetible y jamás podremos volverlo a vivir, asi que no perdamos tiempo y disfrutemos con los que nos quieren, es así como encontraremos nuestra misión y como podremos ser felices.

Luis Miguel Rodriguez Doy dijo...

En primer lugar quisiera decir que me gustó mucho el poema de la Madre Teresa de Calcuta, pues la verdad yo no sabía acerca de estos poemas de ella. Me gustaron especialmente por la temática que abordan sus poemas, ya que no son los clásicos poemas de amor, sino más que nada sobre la vida y el respeto a la misma. Todas las invitaciones que nos hace la Madre Teresa considero que son fundamentales para que empecemos a vivir nuestra vida de manera plena.

Se nos menciona además la importancia de nuestro legado cultural, y para ello yo quisiera citar la siguiente frase, la cual forma parte de un diálogo de la película My Big Fat Greek Wedding: “No dejes que tu pasado diga quien eres, pero déjalo ser parte de quien te convertirás.” Personalmente tengo siempre presente esta frase, pues creo que los actos que haya hecho en el pasado o cómo es que fui antes tienes que verse reflejado exactamente en cómo soy ahora, pues las personas cambiamos y maduramos, y creo que en este último año que me encuentro viviendo lejos de mi familia, absolutamente cada día aprendo algo nuevo, me enfrento a nuevos retos, cada día me suceden cosas que tal vez en mi país nunca me hubieran sucedido y como siempre digo, siento que en este último año he aprendido y madurado que es muy probable que si me quedaba en mi país no hubiera sucedido en muchos muchos años, si es que sucedían. Es más, el hecho de ver mi país ya desde otra perspectiva, a mi familia, a mis amigos de allá, aunado con todas las vivencias de acá, hacen que cada vez que vuelvo para allá me sienta diferente e incluso muchos lo notan, pero que es algo para bien, y creo que es un cambio para bien pues además que he crecido como persona, este crecimiento no implicó que mis valores y principios fundamentales que fueron inculcados en una familia y escuela se modificaron, sino que siguen siendo los mismos. Estos son los que deben ser parte siempre de quien fuiste, de quien eres y de quien serás. A mi parecer es cómo un árbol, que debe tener sus bases bien sólidas para poder seguir creciendo y poder ofrecer sus frutos.

Un punto que me llamó la atención y que quisiera compartir, es la invitación al carpe diem que nos hace el artículo. Fue hace un par de años, cuando aún me encontraba en el colegio, que vi la película “La sociedad de los poetas muertos.” Luego de analizarla me hizo caer en cuenta de muchas cosas, pues yo en ese entonces consideraba la vida como algo rutinaria (levantarme-ir al colegio-estudiar-comer dormir),un círculo vicioso del cual siempre me cuestionaba si tendría final. Fueron estos cuestionamientos que me hicieron caer en la cuenta de la importancia que tiene cada día y de lo tonto que fui al no dejarlos ir sin que tengan repercusión alguna en mi vida. Fue a raíz de ello que decidí que cada dia, así sea lo más mínimo, haría que sea especial. Y fue así como desde ese entonces, y más aún desde que conocí a una persona muy especial para mi, cada día en verdad se volvió único y el solo hecho de cambiar mi forma de pensar, hizo que muchas cosas que jamás pensé que me sucederían empezaron a pasar, así sean malas, aprendí a ver el lado bueno de ellas y por más difíciles que fueron en sus momento ahora las agradezco planamente y junto con las cosas buenas hacen que al final de cada día agradezca la vida que me toco y me vaya a dormir con ese sentimiento de “Gracias Dios por darme una vida así”. Cada día se volvió efectivamente en una aventura, como es la invitación que nos hace la lectura, y pues para que suceda eso, sólo hace falta que lo decidas, que te des un tiempo y veas cómo es que puedas aprovechar al máximo la libertad que tienes (y muy importante también que comprensas sus límites) para lograr esa vida plena que deseas y todo empezará a fluir sin que te des cuenta.

Finalmente quisiera citar parte de un diálogo de la película que me hizo dar cuenta de la importancia que tiene cada día: “El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante. Lo que no significa alocadamente, sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro, examinándote de la asignatura fundamental: el Amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida...”

Rosangel López dijo...

Todo lo que han comentado aquí realmente me puso mucho a refelxionar. Y es que es muy cierto que nos preocupamos problemas sumamente tribiales y sin importancia cuando hay cosas en la vida más importantes y que nos enriquecen más como personas y que nos hacen más felices. Vida solo hay una y eso a veces se nos olvida pero además se nos olvida tambien que aunque nuestra vida solo sea una, la vida después de nosotros sigue. Como veíamos en la lectura de Adela Cortina de las diversas formas del saber ético y lo que dice el eudemonismo: no solo cuenta un momento concreto de nuestras vidas, sino lo que le conviene en el conjunto a nuesra existencia, lo que trae como repercusiones en el futuro...Mis acciones van a afectar la vida de los demás en el futuro y las decisiones que yo tome con mi vida van a afectar lo que suceda en el futuro. Y eso es la vida, vivir plenamente, siempre pensando en lo que va a suceder después y procurando la felicidad y el bienestar de los demás. Eso es lo que a mi me hace feliz y me hace disfrutar la vida... ver a los demás viviendo su vida, disfrutandola... VIVIENDOLA.

Encontre también un pensamiento de Pablo Neruda que me gusto mucho y que me hizo sonreir, porque de alguna manera al leer todos estos pensamientos y reflexiones te acuerdas de que hay cosas en la vida por lo que vale la pena vivir y otras que nos agobian pero que al final del día no tienen importancia.

"Reflexiones sobre la Vida"

No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie, porque fundamentalmente tú has hecho tu vida.

Acepta la responsabilidad de edificarte a tí mismo, y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar otra vez, corrigiéndote.

Nunca te quejes del ambiente ó de quienes te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer. Las circunstancias son buenas ó malas según la voluntad ó la fortaleza de tu corazón.

Aprende a convertir toda situación difícil en una arma para luchar.

No te quejes de tu pobreza, de tu soledad ó de tu suerte, enfréntate con valor y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos, y la prueba que has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso, ni se lo cargues a otro, acéptate ahora ó seguiras justificándote como un niño.

Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar, y que ninguno es tan terrible para claudicar.

Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso.

Si tu has sido el ignorante, el irresponsable, tú, únicamente tú, nadie pudo haber sido tú.

No olvides nunca, que la causa de tu presencia es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente.

Aprende de los fuertes, de los valientes, de los audaces, imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo, y tus problemas sin alimento morirán.

Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande, que es el más grande de los obstáculos.

Mírate en el espejo de ti mismo.

Comienza a ser sincero contigo mismo, reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.

Recuerda que dentro de ti hay una fuerza que todo puede hacerlo; reconociéndote a tí mismo más libre y más fuerte, dejarás de ser un títere de las circunstancias, porque tú mismo eres tu destino.

Levántate y mira por las mañanas, y respira la luz del amanecer.

Tú eres la parte de la fuerza de la vida.

Ahora despierta, camina, lucha.

Decídete de una vez y triunfarás en la vida.


¡NUNCA PIENSES EN LA SUERTE, PORQUE LA SUERTE ES EL PRETEXTO DE LOS FRACASADOS!

Por: Pablo Neruda.
Autor.

judy dijo...

Este post me ha dejado helada, pues no había reflexionado acerca de mi forma constante de traer las situaciones pasadas a mi vida y cargarlas, arrastrarlas diariamente. Creo que como dicen, es algo que nos detiene en la construcción de nosotros como personas pues tendemos a no dar un paso más allá por los miedos constantes aferrados al pasado, algo que se ha esfumado, se ha ido como suave víspera del tiempo. También es cierto que si es corta, la desperdiciamos tratando de complacer a otros por una parte o dejando de pensar en los demás y enfocándonos en nosotros mismos. Siento que debe haber un equilibrio y un disfrute sano, pues es algo que se puede decir "lo único que realmente nos pertenece", decidimos hacer de ella lo que así queramos y si al final del túnel, la luz no ha llegado, voltear y ver que hemos desperdiciado algo tan valioso como nuestra vida mermará nuestro espíritu. Algo que ayuda a generar el pensamiento de inconformidad y desaliento es la constante presión social, que si debes de estudiar esto o aquello, que si está mal pensar de determinada forma, etc, considero que no es justificable, pero no se puede negar que desde pequeños se nos da un margen de lo que es alcanzable o no para nosotros, de que si decido siendo hombre estudiar Diseño de Interiores seré visto como un homosexual. Con lo anterior pretendo ilustrar la libertad truncada desde la niñez que genera el crecimiento continuo con pensamientos nefastos de una vida que vamos dejando en manos de otros. También es cierto que no todo será maravilloso, pasaremos por fríos encuentros dentro de un soleado valle, pero todos pasan por ellos y no es válido pensar que el sufrimiento propio es el único.

Una vida es algo tan precioso que nada puede comparársele y a veces solemos preguntarnos que siendo así cómo es posible que haya gente que decida terminar con eso, pues bien muchos arranques de suspiros han sido generados por nuestra sociedad consumista y sedienta de poder. La Madre Teresa con el poema presentado me ha llegado muy profundamente, también analizando que esa filosofía de vida no sólo es personal sino que va más allá, procurando el bien de todos, pues sí, valorar mi vida es importante, pero la vida del otro también es vida y es igual de valiosa que la mía.

Finalmente me gustaría externar el hecho de la delicadeza que envuelve tomar plena posesión de la vida propia, recorrerla de forma digna para terminar libres.

Katia Bedolla dijo...

A propósito de esto, les quiero compartir algunas frases sobre la vida.

"En la vida cada minuto es un milagro que no se repite." Anónimo.

"En tres tiempos se divide la vida: en presente, pasado y futuro. De éstos, el presente es brevísimo; el futuro, dudoso; el pasado, cierto." Lucio Anneo Séneca.

"La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar." Thomas Chalmers

"Lo más valioso que posee el hombre es la vida. Se le da una sola vez y por eso debe aprovecharla." Nicolai Dvstroskey

"Los deseos de nuestra vida forman una cadena, cuyos eslabones son las esperanzas." Lucio Anneo Séneca

A poco no es verdad esto?? por eso hay que:
disfrutar cada momento de la V ida, s In quejarnos, al contrario agraDecer por el instante más que nos dA.

Jaime Wog Camposn dijo...

Bueno, como comentario a este tema de la vida, yo pienso que para uno poder realmente vivir, lo primero que debe de hacer es encontrar un motivo por el que despertarse, trabajar y realizar todo tipo de cosas, la vida no es solo la realización personal, yo tengo la convicción de que la vida es para vivirla para los demás, si se nos dio la vida, es porque tenemos una oportunidad para contribuir aunque sea un poco, con el mundo.
Piénsenlo un poco, ¿El mundo no seria un lugar mejor si todos viviéramos para los demás?, y ¿Si tuviéramos un motivo por el cual pelear todo?

Nos molestamos porque las cosas no salen como nosotros queremos, vivimos maldiciendo a los problemas, odiamos las obligaciones, pero ¿No es cierto que mientras mas grandes son los problemas mas grande es la persona?, ¿Por qué todo tiene que ser perfecto?, ¿Por qué todo tiene que andar como nosotros queremos? ¿Por qué no aprendemos de nuestros errores y aprendemos de que aunque todos los problemas no tengan solución lo importante está en mejorar?

La vida no es solo tener un carro una casa una esposa un perro y varios hijos, sino, dar un poco de nosotros a todos, desde el corazón, formar parte de un todo, donde cada pieza individual tiene una gran importancia.

Considero también que, es bueno que cada uno busque la respuesta al significado de la vida, cosa que cada uno debe de hacer.
No vale buscar en el diccionario.

Anónimo dijo...

ME ENCANTO EL HECHO DE QUE LE PRESTARAN ATENCION A NUESTRA PROPIA VIDA, HAY VECES QUE HACEMOS TANTAS COSAS QUE NO NOS DETENEMOS A PENSAR EN NOSOTROS. LO QUUE TAMBIEN ME LLAMO LA ATENCION UE EL COMENTARIO DE LUIS TINAJERO QUE HABLA DEL TIEMPO, ENCONTRE ALGO PARECIDO QUE ME PARECE MUY CIERTO, ESPERO LES GUSTE...

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.
Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;
tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;
tiempo de llorar, y tiempo de reir; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;
tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar;
tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;
tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar;
tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana?
Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él.
Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

ATTE: DAYANA