21 de septiembre de 2007

Plantar árboles para combatir el calentamiento global


Por Alejandro Ordoñez (alumno de Formación Humana y Compromiso Social)

“No es un mito, sus terribles consecuencias ya nos afectan y, quizá, sólo tenemos diez años para frenar un poco su peligrosa velocidad” son las palabras del ex vicepresidente de los Estados Unidos Al Gore en su conferencia magna “Una Verdad Incómoda” impartida en México el pasado 31 de julio del presente año.


Después de esta conferencia magna, algunas empresas socialmente responsables han tomado acciones concretas, que en conjunto han permitido cumplir un objetivo impuesto por la Organización de las Naciones Unidad (ONU), así como por el gobierno federal de México.

Este hecho ha permitido que en nuestro país comience una campaña de reforestación para así, dar un pequeño alivio a la deforestación que se produce en nuestros bosques. De este modo, el gobierno se ha propuesto una meta de 250 millones de árboles, los cuales serán plantados por niños y jóvenes, para de este modo incentivar el cuidado y preservación de los recursos naturales, que en un futuro nos ayudará a mantener sano el ecosistema así como involucrar cada vez más a las futuras generaciones en el cuidado del medio ambiente.

El plantar árboles se hizo con el propósito múltiple de salvaguardar los suelos de la erosión, elevar la captación de la humedad y agua, y fortalecer la absorción de bióxido de carbono suspendido en la atmósfera.

“El binomio entre la salud y el medio ambiente es indisoluble...”[1]; son las palabras dadas a conocer el día del convenio entre un laboratorio mexicano y la Secretaria de Medio Ambiente. Dicho lo anterior, hizo notar a todos los presentes que de seguir así, los recursos de nuestro planeta se extinguirán trayendo como consecuencia nuestro propio fin. Formamos parte de todo un gran ecosistema que estamos desequilibrando por cada acción inconsciente que hacemos, ya sea con la tala inmoderada, cacería clandestina, pesca inmoderada, contaminación del aire, contaminación del suelo o del agua. Con cada punto de lo anterior que realicemos, ayudamos a que se acelere el calentamiento global, la extinción de especies, la disminución de la calidad del aire que respiramos.

Así que, si en algún momento queremos cambiar, ese momento es ahora. De no hacer algo en este instante, las consecuencias a diez años podrían ser catastróficas, tal y como lo dijo Al Gore en su momento. Si comenzamos ahora es posible que en la siguiente década se empiecen a notar los resultados, tal como un freno al calentamiento global y al deshielo de los polos (que de continuar como hasta la fecha, ocasionaría inundaciones en todas las zonas costeras), a las sequías, a los huracanes cada vez más intensos, a las perdidas de tierras de cultivo, etc.

Es importante hacer énfasis en que si no hacemos ahora mismo algo por nuestro hogar, la Tierra, en un futuro no lejano será imposible. Hay que tomar acciones ahora, no quedarnos como simples espectadores, pretendiendo que el gobierno o instituciones privadas hagan todo el trabajo. Tenemos que actuar todos y no hay la necesitad de pertenecer a algún grupo activista, podemos empezar en nuestros hogares con simples tareas como separar la basura, consumir menos electricidad, consumir menos gas, menos agua; éstas son tareas que tanto a la naturaleza le beneficia como a nosotros mismos. Incluso usar nuevas tecnologías como el uso de combustibles no contaminantes, celdas solares, ventanas térmicas que conservan el calor, arquitecturas sustentables, consumir productos reciclables, vehículos híbridos. Todo lo anterior tiene como resultado a cierto plazo un ahorro en la economía y, para la naturaleza, un suspiro.



[1] Herrera Rodrigo (Presidente del consejo de Administración Genomma Lab, Méx.). NO ES UN MITO, publicación “Conozca más” septiembre 2007.



Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

6 comentarios:

Paulina dijo...

Estoy completamente de acuerdo en que no es necesario pertenecer a algún grupo para poder hacer una diferencia (aunque sería algo ideal),algo tan fácil y sencillo como plantar un arebolito puede hacer un gran cambio en este planeta tan hermoso que desafortunadamente nos estamos acabando... y si no tenemos el tiempo como para ir a plantar un árbol,se puede hacer algo ahorrando energía y separando basura (algo aún más sencillo que plantar) ¿qué es lo que nos pasa? por qué encontramos estas actividades tan difíciles de hacer? ... la verdad no lo sé. Me gustaría poder hacer entenderle a muchas personas que conozco la importancia de cuidar nuestro medio ambiente, no por ahora,- porque todavía tenemos algo de recursos,-sino por mis hijos y por el futuro de los millones de bebés que nacen todos los días.¿y tú,qué mundo le quieres dejar a tus hijos?
..."La calidad no está en las cosas que hace el hombre sino en el hombre que hace las cosas"...

judy dijo...

Sí, estoy de acuerdo con que un cambio es urgente y es urgente en este momento. Lamentable es tener que esperar hasta que sean casi irremediables las cosas para poder actuar, pues somos seres humanos que no tenemos la capacidad de ver las consecuencias más allá de lo que presenciamos en este momento,y es en este tiempo que aún contamos con los recursos, que si bien son pocos, son los que gente ve como inagotables y sin razón alguna para cuidarlos. Es cuando la impotencia me agovia y nos agovia a muchos viendo pérfidas acciones cometidas contra la naturaleza, contra todo ser viviente, aunque las personas inconscientes crean que no les va a afectar. Ahora bien, creo que es algo que en cierta medida hemos generado todos, pues vivimos en un mundo donde sobrevive el que se come a los demás, donde tener las mayores ganancias a costa de lo que sea es lo que prevalece; es algo que hemos permitido que suceda. Pese a lo anterior no todo está perdido, es cierto que no podemos cambiar lo hecho, pero podemos hacer mejoras y detener la gravedad, como lo que se menciona de la plantación de árboles, eso es bueno, pero también dejar de cortarlos lo es. Finalmente me gustaría mencionar que a veces como raza humana mientras creemos que no nos cuestan las cosas las desperdiciamos, un ejemplo claro es el desperdicio de agua. Si uno va a un restaurante puede dejar el agua cayendo y no le importa "al fin no lo paga", no sabe que afecta a todos, como en mi escuela, donde utilizan agua potable con mangueras para barrer el polvo, necesitamos hacer algo y pronto, sí, comenzando con uno mismo para poder llevar ese mensaje a todos.

Luis Miguel Rodriguez Doy dijo...

Si alguien no sabe cómo es que realmente puede actuar a contribuir en cómo plantar árboles, les recomiendo que entren a este link y si pueden creen una cuenta y con ayuda de sus demás amigos (ya se pasandoles un mail, poniendo en link en el nick del msn, o como sea el medio) pueden ayudar para lograr el gran reto!! el link es: http://www.act4trees.com/
no les tomará mucho de su tiempo y realmente sentirán la recompensa...

Rosangel dijo...

Leer tu cometario me hizo pensar en la película de "El día después de mañana"... cuando la vi me puse a pensar que realemente no es una película de ficción, es lo que nos esta pasando y si no actuamos la situación va a ser más critica que lo que se muestra en la película. Como se mencionaba, muchas veces responsabilizamos al gobierno por no hacer nada y no emprender acciones. Como comentabamos en clase, es más fácil responsabilizar a los demás y no hacernos responsables de lo que hacemos o lo que DEJAMOS DE HACER. Y es que la verdad muy pocos son los que estan realmente comprometidos con el medio ambiente pero se nos olvida un pequeño detalle que es determinante.... nosotros no somos nada sin agua, sin aire puro, sin plantas, sin animales. Dependemos de los demás, dependemos del medio ambiente. Estamos preocupados por desarrollar nuevas tecnologías cada minuto, hacer la vida más sencilla con aparatos electricos, buscar placeres mundanos, vestidos caros, coches atractivos.. y al final del día ¿De que nos sirven si no tenemos aire para respirar, si no tenemos agua para beber, sin animales ni plantas que cumplan su función en el ciclo de la vida?
Definitivamente somos muy egoístas y pensamos solo en lo que necesitamos a corto plazo, pero como decia Aristóteles, la razón prudencial es aquella que toma en cuenta la felicidad a largo plazo.... y todos debemos compromenternos con nuestras acciones como mencionaban. Todos podemos ayudar un poco separndo la comida, evitando usar aerosoles, no emitir tantos CFC's. Hay tantas cosas que podemos hacer pero lo triste es que la preoupación y sobre todo la OCUPACIón no llega sino hasta que nos damos cuenta de que ya no se puede más. ¿Por qué no mejor actuar desde ahorita? Ahora que podemos todavía corregir algunas acciones que nos han llevado a lo que estamos viviendo ahorita: el calentamiento global, la tala de árboles sin moderación alguna.
Definitivamete es momento de que no dejemos que la situación continue así y poner nuestro granito de arena para que las cosas mejoren o por lo menos no sigan empeorando.

Anónimo dijo...

Luis Tinajero

Creo que hay varias maneras de ayudar el mundo, actualmente existen calentadores de agua a base de celdas solares, que aparte podemos hacernos un ahorro porque no consumiriamos gas mensualmente, podemos contribuir a un ahorro de combustibles que contaminan el mundo, tambien podemos contribuir ahorrando agua y asi como dijo Paulina no debemos de pertenecer a una organización para poder ayudar al mundo, como tambien simplemente reciclando hojas, lo dificil no es ayudar al mundo, lo dificil es decidirte a hacerlo.

Miguel Rodriguez Doy dijo...

Quisiera saber si hay forma de colgar un video dentro de los comentarios, pues me gustaría compartir un comercial de la WWF con un mensaje muy fuerte sobre el calentamiento global.