19 de septiembre de 2006

911

Por Rodrigo García y Emilio Reyes (alumnos del curso Formación Humana y Compromiso Social)

Sin duda es un número muy familiar para todo el mundo, un número que marcó una época y que sus huellas siguen presentes en todo el mundo, porque fue un día no sólo en donde se realizó un ataque terrorista, sino un día dónde toda la gente pudimos darnos cuenta de lo vulnerables que somos, y que quizá el día menos pensado, el día más normal del mundo, pueden suceder cosas que te marcarán para siempre.

A seis años del ataque a las Torres Gemelas de Nueva York y al Pentágono en Washington, no se ha recuperado ni la ciudad, ni el país, ni el mundo entero, porque dentro de estos cinco años han ocurrido ataques en otras partes del mundo, como Inglaterra (7 de julio de 2005) y España (11 de marzo de 2004), pero el ataque del 11 de septiembre fue un ataque que inició la llamada a una “guerra” mundial contra el terrorismo, porque no reconoce raza, ni edad, ni clase social, ni absolutamente nada, simplemente lo hacen y ya; sin embargo, la reacción de EUA fue completamente irresponsable, con el afán de demostrar al mundo que sigue presente y que nada ni nadie puede ocupar su lugar de primera potencia del mundo.

Los actos terroristas del Al-Qaeda (La Base en español), desencadenaron una furia sin control por parte del país afectado, y una muestra de eso fue la invasión a Iraq en 2003, argumentando que poseían armas de destrucción masiva que podían llegar a manos de terroristas, cuando todo mundo sabe que fue por razones de dinero y de petróleo que EUA quería explotar.

El terrorismo es uno de los problemas actuales que más impactan al mundo, por obvias razones, ya que cobran la vida de muchísima gente inocente, haciendo importante destacar que ninguna razón es lo suficientemente buena para justificar dichos hechos, manteniendo a la gente con la incertidumbre de cuándo y dónde volverán a atacar; aunque en México, como en muchas partes del mundo nunca ha habido un ataque terrorista, sí es algo que nos concierne a todos por el bien de la sociedad y de la humanidad.

Nosotros no somos partidarios de la violencia, no es necesario hacer sufrir a personas que nada tienen que ver con tus intereses con tal de conseguir algo, y ya es hora de darnos cuenta del daño que hacemos a la sociedad, empezando por nosotros mismos, al reaccionar negativamente en situaciones que no nos gustan, y por muy insignificante que parezca, vamos sembrando un poco de odio tanto en nosotros, como en las personas con las que diferimos de opinión; por lo cual hay que abrir un poco nuestra mente para entender y aceptar ideologías, maneras de pensar y culturas con las que se puede o no estar de acuerdo y sin embargo ahí están, pero mientras se viva en un ambiente de respeto aún en las diferencias no habrá lugar para la violencia.

¿Qué es el Al-Qaeda?
Prácticamente todos los ataques terroristas son planeados y ejecutados por el grupo terrorista Al-Qaeda, iniciado por Osama bin Laden, un millonario de origen árabe, con el fin de derrocar a aquellos gobiernos que se oponían al derecho islámico; apoyado por el mismo EUA a través de la CIA en sus comienzos, con la idea de ayudar en la lucha afgana contra la invasión Soviética, aportando dinero indirectamente a través del gobierno de Pakistán, ya que simpatizaban con sus intereses durante la guerra fría; Osama bin Laden reunió a un grupo de combatientes del movimiento de resistencia musulmán contra el gobierno de Afganistán en la década de los 80 y desde entonces, muchos extremistas musulmanes se han ido integrando a las filas del Al-Qaeda, junto con otros grupos terroristas islámicos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué el fin justifica los medios??????...

De plano Maquiavelo estaba mal, pero no hay duda en que miles de personas con afán de ganar el poder y tenerlo en sus manos siguen esta ideología a la perfección, pues no les importa acabar con millones de vidas inocentes, con matar a los niños, jóvenes y ancianos que nada tienen que ver con la búsqueda de sus metas que en la mayoría de los casos tratan de dinero.

Como bien lo expresan en su aportación, en el mundo actual se hacen guerras cotidianamente solo por demostrar quien es más poderoso o por tratar de conseguir el control de una nación rica en recursos naturales o de cultura.Tal es el caso del día 9 de septiembre, muestra de los actos que el hombre es capaz de hacer por su afán de control.

Ahora los hombres no se guían por sus valores, sentimientos y razón , sino que se dejan llevar por instinto maquiavélico y no les importa destruir lo que sea o quien sea para ganar, el problema es que estamos acabando con nuestros semejantes sin piedad alguna por dinero; no es posible que valoremos y apreciemos más un pedazo de metal o papel con valor monetario en lugar de una vida o un patrimonio fruto de arduo trabajo de una familia.

Es importante que reaccionemos y actuemos civilizadamente, es importante valorar más a nuestros propios hermanos.

Betsy Arzate Zamora. 1104414.

May dijo...

Es impresionante ver como entre nosotros mismos nos detruímos por un poco de poder, si n importar que tantas personas entén sufriendo para lograr lo que nos proponemos.

Me parece que los ataques del 11 de septiembre, no hacen más que demostrar la inconciencia e inmadurez de toda la sociedad, porque que con estos actos, sinceramente nos debería dar
vergüenza llamarnos "humanidad", puesto que ni siquiera nos resptamos a pesar de ser exactamente la misma especie, tal parece que lo primordial es quién puede tener más.

Desgraciadamente en ataques como los del once de septiembre,siempre mueren personas inocentes, las cuáles quizá ni si quiera tenían nada que ver con ese rencor y odio entre naciones.
Y lo que es aún más triste es que los ataqueS del 11 de septimebre fueron muy conocidos, porque se trataba de Estados Unidos, pero qué me dicen de todos los ataques en Medio Oriente, sabemos que existen y que también mueren miles de personas, pero honestamente no le damos la misma importancia, ¿Por qué? ¿Por qué no se trata de Estados Unidos?, es como si el pertenecer a determinado país nos restara o sumara importancia.

Anónimo dijo...

Me parece un punto muy importante el que trata may, porque yo también creo que la humaniad se está destruyendo por acaparar más poder, por tener más dominio o quien sabe porque, pero lo peor del caso es que quien lo paga es la gente inocente, de todas partes del mundo.

Recurdo cuando vi lo de los ataques del 11 de septiembre, pensé que iniciaría una tercera guerra mundial, y eso me asustó. Me asusté muchísimo más por tratarse de Estados Unidos, tal vez porque representa una potencia mundial o algo así, pero me preocupé más que si hubiera sido otro país.
Y esto hace referencia a lo que menciona may, ¿Por qué tanto énfasis?, ¿Por qué tanta indignación? si día con día, época tras época en los países del Medio Oriente, en Centroamerica y al rededor del mundo existen estos actos que matan a gente inocente, será solamente por tratarse de una potencia mundial o ¿Por qué?.. tal parece que may tiene razón, como si el pertenecer a un determinado país nos restara o sumara importancia o relevancia en el mundo.

Por otro lado, Betsy tienen mucha razón, es importante que reaccionemos y actuemos civilizadamente y sobre todo que empecemos a valorar más a nuestros hermanos, la humanidad entera.

No seamos la generaciñón que vió pasar la vida y que no hizo nada, hace poco lei una frase que me gustó.. SI NO ERES PARTE DE LA SOLUCIÓN, ERES PARTE DEL PROBLEMA.

No seamos espectadores de la destrucción de la humanidad, nunca es tarde para reaccionar y hacer lo que podamos para salvarnos.

Barbara García Miravete Q. 600285