23 de abril de 2007

Contra el racismo y el apartheid

Por Luis Antonio Ruvalcaba y Humberto Villalobos (alumnos del curso Formación Humana y Compromiso Social)

Imagina un país donde te juegas todo a la suerte, es decir, puedes ganar o puedes perder. Si, puedes ser privilegiado o tener la desgracia de ser totalmente discriminado al nivel que tener que armar un movimiento de protesta para cambiar al régimen. Bueno, pues este régimen sí existió y se llamó “Apartheid” que significa “separación” en un dialecto africano y se desarrolló entre 1948 y 1994.

El apartheid fue un medio represivo por el cual se hacía una separación de razas sin sentido en Sudáfrica, con la cual los principales afectados fueron los nativos de la zona por el simple hecho de ser africanos, y beneficiaba a los europeos y sus descendientes. El apartheid fue “justificado” por el entonces gobierno africano debido a que los que eran segregados no eran originarios del país.

Esto afecto en más de una manera a los africanos y gracias a los esfuerzos de unos cuantos, esto desapareció ya que afectaba a los derechos y dignidad humana. Nelson Mandela se convirtió en un símbolo de la lucha en contra de la opresión por parte del gobierno africano. El propósito era simple pero bien estructurado: eliminar la discriminación racial y proveer de democracia efectiva a su país. Después de terminar con el apartheid, Nelson Mandela se convirtió en el primer presidente africano de Sudáfrica, ya que todos los presidentes anteriores habían sido europeos.

Entre los derechos que se suprimieron estaba el derecho al voto, a transitar libremente por su país y otras libertades eliminadas por la división de ciudades, ya que existían ciudades de negros obviamente en pésimas condiciones, así como discriminación en parques, playas y hospitales con los peores servicios para ellos. Otros derechos que se suprimieron fueron el derecho a la educación, no se les permitía que tuvieran educación universitaria y por lo tanto no podían ejercer prácticas profesionales ni establecer negocios.

Lo que debemos pensar es cómo le afectaría a cada quien si hubiera sufrido alguno de estos abusos a sus derechos y no poder hacer nada porque era la máxima autoridad lo que lo propiciaba, cómo se sentiría ser desplazado de una sociedad, cómo sería ser menos. Por eso es importante concientizarnos de la discriminación que vivimos en nuestra realidad, procurando evitarla para que situaciones como la de Sudáfrica no sucedan de nuevo.

¿Qué hubieras hecho para combatir y sobrevivir a este régimen?

Puedes encontrar información relevante en la página de referencias, pero mejor aún puedes ver algunos videos de testimoniales así como canciones de protesta en youtube.com en el área de búsqueda inserta como palabra clave: apartheid


Referencias:

Wikipedia. (2007). Apartheid. Disponible: http://en.wikipedia.org/wiki/Apartheid

Sepiensa.org.mx. Sudáfrica durante el Apartheid. Disponible: http://sepiensa.org.mx/contenidos/historia_mundo/siglo_xx/Africa/apartheid/apartheid2.htm

Alonford, J . Apartheid. Disponible: www.africanaencyclopedia.com/apartheid/apartheid.html

1 comentario:

mauricio garduño dijo...

creo que cualquier tipo de discriminacion es mala, no podems tratar mal a los demas por el simple hecho de que son distintos a nosotros.
debemos comenzar a respetar a los demas como son para asi poder exigir respeto de los demas, no podemos vivir asi.
me parece muy malo la discriminacion que se vivio y se sige viviendo en africa, y aun mas porque es dentro de la misma comunidad, respetando los ideales de los demas, podremos esperar respeto mutuo. y podremos vivir sin miedo a ser persegidos por alguien a quien no le guste como vivimos.

mauricio garduño